Con la tecnología de Blogger.

sábado, 12 de enero de 2013

Alimentos que aumentan los leucocitos en la sangre

Los alimentos con vitamina C (que es un antioxidante), estimulan la producción y la función de los glóbulos blancos de la sangre los cítricos y pimientos, pueden ayudarte a aumentar el conteo de leucocitos, los alimentos que son ricos en vitamina C como el brócoli, naranjas, frambuesas, fresas, pimientos rojos, tomates y otras frutas y verduras.




Los alimentos ricos en vitamina E como el aceite vegetal y los frutos secos, estimulan la producción de glóbulos blancos de la sangre que el objetivo de las infecciones es destruirlos y así encontrar un sistema inmune mas vulnerable. Las frutas y verduras naranjadas, la carne magra, el pescado, el ajo y los frijoles también pueden ayudar a aumentar el conteo.

alimentos para subir leucocitos

El Zinc para aumentar el recuento


El zinc es esencial para el desarrollo normal y la función de los leucocitos de la sangre. Los resultados de deficiencia de zinc en el cuerpo es catalogado como un sistema inmune deteriorado. Los alimentos como las ostras, carne de res, pollo, yogur, queso cheddar, leche, almendras, cacahuetes y garbanzos son ricos en zinc.



alimentos para leucocitos

alimentos para leucocitos altos


Los glóbulos blancos son los defensores del cuerpo contra bacterias, virus, traumatismos y el desarrollo de cáncer. El sistema inmune identifica a los invasores y, a través de una serie de reacciones químicas complejas, atacan y destruyen a los invasores. La mala nutrición puede poner en peligro el trabajo de leucocitos en la sangre y el papel que desempeñan en la inmunidad.




El sistema inmunitario está compuesto de células del complemento, que avisan a los leucocitos de la sangre de una invasión de infecciones ; los fagocitos  que se especializan en comer bacterias, y los linfocitos, llamados células T y células B, que regulan el sistema inmune, atraen los fagocitos y matan a los intrusos. Los fagocitos comen los virus, las bacterias y las células muertas o lesionadas. 


La sangre está compuesta por tres tipos de células: Las plaquetas son constantemente regeneradoras y ayudan a coagular la sangre en caso de una lesión. Los glóbulos rojos contienen la hemoglobina necesaria para transportar oxígeno por el cuerpo. Los glóbulos blancos o leucocitos ayudan a eliminar infecciones y aumentarse númericamente cuando existe la amenaza de la enfermedad, para luchar contra ella. La salud de su sistema inmune depende de los leucocitos de la sangre, ciertos nutrientes permiten un funcionamiento óptimo de estas células.